La flora en las hurdes

_DSC7584_1Si hay algo que llame la atención al visitante en Las Hurdes, es su colorido durante todos los meses del año, bien sea recorriendo la comarca por carreteras o transitando por sus numerosas veredas. Un paisaje que se compone principalmente de bosque autóctono, pinares de repoblación, plantas aromáticas y vegetación alóctona.

La mayor parte del paisaje hurdano lo forma el bosque autóctono, intercalándose los pinares de repoblación y zonas de cultivo. Una ruta espectacular donde podemos apreciar el bosque autóctono, pinar y cultivo, en este caso, olivares es la ruta de Las Carboneras La ruta comienza en el pueblo del Cabezo desde el antiguo cementerio, parte del sendero que nos llevará pasando por olivares, pinares, arroyos a lo alto del Pico de los Robledos. Próximo a éste sale una senda a la derecha que nos llevará al Convento de las Batuecas, durante el recorrido lo haremos siempre junto a la arroyo de San Antonio.
chopera

A su vez, este bosque autóctono que predomina en el paisaje hurdano, está formado por encinas, alcornoques, algunos melojos. Esporádicamente vemos fresnos, sauces, alisos y chopos. El Enebro también tiene presencia en Las Hurdes, aunque en pequeños bosquetes. En Las Mestas, podemos encontrar el abuelo centenario de estos Enebros. En la zona del cerezal tenemos la presencia de Tejos, es la mejor conservada de Extremadura. En este paraje se encuentran unos 56 tejos de más de 3 metros, que han sido declarados árboles singulares junto con el Enebro de Las Mestas y la Madroñera de Guijarro Blanco del Castillo.La ruta que nos lleva hasta el valle de los tejos está bien señalizada, discurre por la Verea del Correo . Cuenta la historia que era un antiguo camino que recorría el cartero Francisco Palomo, para llevar la correspondencia desde Casar de Palomero hasta El Cerezal.

_DSC7556

En cuanto a la vegetación arbustiva son numeras las madroñeras que encontramos en las Hurdes, donde una de las centenarias se encuentra en El Castillo , alquería de Pinofranqueado, hablamos de la Madroñera de Guijarro Blanco anteriormente nombrada, presenta una altura inusual de 10 metros, su tronco es rojizo, agrietado, corto, con copa espesa y redondeada. Sus flores son blanquecinas y azuladas de entre 1 y 1,5 cm. La jara también predomina al igual que el brezo y la retama.

helicopter

El pinar de repoblación ocupa gran parte de esta verde comarca, repoblados a base de pino resinero, donde antiguamente obtenían una resina de calidad, pero que hoy en día se utiliza como explotación de madera.

ar-cangrejoSi hablamos de espécies arbóreas alóctonas que se han adaptado a estos enclaves, podemos hablar del eucalipto y la mimosa, siendo ésta de fácil y rápida propagación.

_DSC7535

Por último, las plantas aromáticas tan abundantes en todo el territorio hurdano y que le da otro toque de color diferente al verde. El cantueso, de profundo olor y confundida con la lavanda, frecuente en lugares soleados, siendo sus flores visitadas por numerosos insectos. La mejorana, podemos encontrarla en bordes de caminos y sendas soleadas. Se utiliza como aderezo de carnes y en el ámbito de la medicina. El calamento , podemos verlo en bordes de corrales y caminos, de pequeñas flores de color rosado con cierto olor mentolado. El poleo se da en las orillas de los ríos y arroyos durante el verano, muy visitada también por abejas y utilizaa como planta medicinal y culinaria.

_DSC6504

Además en ciertas zonas de Las Hurdes, aunque escasas, podemos apreciar orquídeas silvestres, como serapias lingua y orquídea mascula entre otras. No son tan exóticas como las que encontramos en las floristerías, pero son espectaculares y pueden permanecer florecidas durante dos meses. Suelen estar en prados o en las cunetas de caminos rurales.

orquidea1orquidea2_DSC6507_DSC6500

Artículos Relacionados

Comparte este post en...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest